100 DÍAS DE AMLO: ECHAR A PERDER, PARA APRENDER / En opinión de Guillermo C. Zetina

Redacción MXPolítico.- Este gobierno trae en vilo a los mexicanos. Un día hace bien las cosas; al otro parece pretender el desmantelamiento. Así de contradictorio, así de inexperto, así de torpe. Veamos:

a).- El presidente empezó el periplo faltando a su repetida oferta de campaña. No combatirá la corrupción, no meterá a nadie a la cárcel. Borrón y perdón a los rateros del pasado. Los 30 millones lo aceptaron, quizá atontados aún por la toma de posesión. Ni chistaron. Por eso The Economist publicó que, si Amlo quiere mantener alta su popularidad, deberá atacar con éxito la corrupción. En los primeros 100 días, ni una rata mayor ha sido detenida o juzgada.

b).- El presidente tomó por asalto la residencia oficial de Los Pinos y la abrió al pueblo, para que viera cómo vivía lujosamente Peña Nieto; eso le funcionó en su popularidad. Pero a cambio luego cerró las estancias infantiles, una amarga medicina para miles de mujeres y sus hijos… López Obrador desdeñó vivir en Los Pinos, porque era mucha residencia. Pero optó por vivir…en un palacio. El Nacional. También se le perdonó. Pero pasará a la historia por haber habitado ni más ni menos que el versallesco Palacio Nacional.

c).- Quitar la pensión a los ex presidentes le valió puntos de sus 30 millones. Amlo alegó que así se ahorraban miles de pesos de los mexicanos. Lo malo es que haya anunciado después la cancelación del aeropuerto de Texcoco donde, ahí sí, el erario quedó temblando. La pensión eran cacahuates comparado con los miles de millones al caño por desaparecer de un día para el otro la obra que era estandarte del gobierno del odiado Peña. Colgado en su enorme popularidad, López Obrador también aquí se salió con la suya.

d). Bajarle el sueldo a los ministros de la Suprema Corte creo es una victoria pírrica para el de Tepetitán. Con sutileza de machete los metió al aro, pero el germen ahí está y no olvidemos que muchos de ellos seguirán aun cuando Amlo ya se haya ido a su inspirador rancho de La Chingada. La rudeza y saña con que trató a esos funcionarios ahí queda para la historia. Y si  bien es correcto que bajaran sus fabulosos sueldos, el hecho es que el presidente trató a los ministros como a delincuentes vulgares. Y esa historia aún tiene capítulos por contar. Además, endilgarles como ministra a la esposa del cuate Rioboó es otra afrenta que los togadosa pechugaron. Pero el frente de la Suprema Corte está abierto. La Corte va más allá que la pócima esa llamada cuarta transformación.

e).- Espantar con el petate del muerto de las comisiones bancarias funcionó al macuspanense. Fue tan duro el descontón que los dueños del dinero no alcanzaron a defenderse. No hay duda que esas comisiones son escandalosamente usureras; pero una vez más el tabasqueño usó la escena nacional como arena y, cual vil rudo, quitó la máscara a los banqueros. Total, a los pocos días el presidente le bajó y no dude usted que habrá arreglo entre Amlo y la banca. Siempre ha sido así. Y siempre el perdedor es el ahorrador. Me late que el acuerdo será que las comisiones serán un poquito menos. Es decir: los banqueros seguirán robando, pero poquito…

f).- Es cierto que la burocracia en México es escandalosa. Millones de personas que unos trabajan y la mayoría no. Así lo armó el gobierno priísta, para amarrar esos votos. Y eso lo desmanteló el presidente en los primeros 100 días. Bien por él. Lo malo es que hay cientos de miles de mexicanos honestos que de verdad sirven al gobierno para sobrevivir. El presidente barrió parejo, aunque lo sensato hubiese sido eliminar a los “aviadores” que son cientos de miles y son de verdad parásitos. Una vez más Amlo hizo cirugía con machete y gracias a él, hoy miles de mexicanos están en la calle. Con razón o no. El ganso habló y el ganso manda. Lo mismo se puede decir de la desaparición del Seguro Popular. De que había corrupción, la había; pero también millones de paisas tenían así alguna protección. Hoy se tapan con la cobija del cielo abierto…

g). En la guerra contra el huachicol vimos en 100 días la parte más primaria de López Obrador. Cerrar ductos para evitar hurtos. Y así cientos de miles de usuarios se quedaron sin combustibles. El país se semiparalizó y la protesta callejera alcanzó niveles insospechados. Sin duda lo que pretendía el presidente es lo necesario: parar los robos. Sólo que para lograrlo puso a México de cabeza y esta faena costó nada menos que 135 muertes de inocentes. Tlahuelilpan desbancó así a Ayotzinapa en el muestrario de la ineficacia del gobierno. Del lado del pueblo los muertos y desaparecidos. Del lado del gobierno las fallas, las excusas y las incompetencias. Y de  paso colocó en la dirección de Pemex a su agrónomo cuate, que de hidrocarburos sólo sabía de cargar diésel a los tractores…Y la parte central, PEMEX, ahí está intocada. Nadie de los corruptazos de PEMEX han sido detenidos o juzgados. La corrupción en PEMEX se pasó de un cajón a otro…

h). La cancelación del aeropuerto en construcción en Texcoco fue día de fiesta para Amlo. Al momento, pocos mexicanos saben cuánto dinero costó y si era necesario. Sostengo que lo mejor era continuarlo, limpiando la corrupción existente y encarcelando a los negociantes de Peña Nieto. Lo que creo es que a Amlo le daba igual que ese aeropuerto se construyera o no. La  clave era pegarle en el ego a Peña, destruir su obra faraónica y así no pasara a la historia. Y así será. Los miles de millones de pesos de la cancelación apúntense a los mexicanos. La orden gansa  es que se habiliten 3 aeropuertos del área para hacer lo que Texcoco podía hacer. Aunque los aviones no se repelan entre sí, aunque los organismos aéreos internacionales destaquen lo peligros. Que los millones de usuarios y turistas vean cómo la libran. Porque Texcoco no, porque lo digo yo…

i).- Si las calificadoras internacionales prenden los focos rojos a México, es por algo. Bien que mal, Peña dejó finanzas manejables y cierta reputación exterior. Y eso está yéndose a una atarjea ni más ni menos. Amlo dice que su gobierno calificará a las calificadoras y de plano así no se puede con el presidente. Entonces, el dinero que pida prestado México o que ya deba, será más caro por esos grados negativos de inversión. Y el pueblo bueno, como siempre, a pagar los estropicios…

j).- López Obrador lleva unas 70 mañaneras, donde recrimina, descalifica, amenaza….e informa. Un cálculo dice que de 80 minutos promedio diario en televisión nacional, lo nuevo, lo que sirve, no pasa de 10 minutos. Repeticiones, choros, evasiones, salidas tangenciales, eso son esas conferencias de prensa que sólo reafirman egocentrismo, abuso del poder  y desprecio a la opinión pública y a los informadores. Aunque suba la popularidad del presidente, esos ejercicios no deben ser tan pobremente manoseados…

k).- Lo dice bien Expansión: López Obrador adjudica el 46% de la obra pública sin licitar; se dan por invitación restringida. En secreto, pues. Y aquí es donde uno pregunta  si así se evitará la corrupción, el moche y el diezmo. Si los contratos por más de 3 mil millones de pesos chonchos se los llevan los consentidos, los cuates, los nuevos Rioboós, los nuevos Higas, como en el tiempo de Peña Nieto, ¿dónde está la transformación?. Para mí, con respeto, puro cuento. Y a seguir haciendo camadas de millonarios.

l).- Los primeros 100 días han sido muy inseguros. Más de 9 mil ejecutados por todo el país. Delitos al alza; cárteles de las drogas operando a sus anchas, con impunidad. Mucha Guardia Nacional pero poca o nula seguridad a los ciudadanos. 

ll).- López Obrador promete un crecimiento del 4% en su sexenio. Enfrente, los que saben dicen que este año, si bien va, el crecimiento apenas llegará al 1%. Por supuesto, el presidente los desmiente y dice que él tiene mejores números.

m).- El Tren Maya va. Aunque se ha desmantelado el aparato turístico nacional que hace ingresar miles de millones de dólares año. Y también la refinería de Dos Bocas va, aunque ni uno ni otra tengan estudios de factibilidad. Van porque van.

 n).- En 100 días Amlo dice que se han creado 200 mil empleos. Los que saben le reviran que, al contrario, se han perdido más de 200 mil. Otra vez el presidente dice que él cuenta con mejores datos…

o).- Y María Amparo Casar duda que López Obrador pueda reunir 700 mil millones provenientes del combate a la corrupción. Y Greenpace sostiene que estos 100 días vislumbran para México un desastre climático por la política energética de Amlo. Y Genaro Lozano habla de un decepcionante arranque en materia de género. Y ahí anda pendiente el misterio de la muerte de la gobernadora y del ex gobernador de Puebla…Y así… 

Conclusión: 100 días del galope alocado de Amlo, hacia quién sabe dónde. Aunque su popularidad suba como espuma, en paralelo crecen los homicidios y la inseguridad e impunidad. Bien lo dice Bloomberg: “López Obrador está desmantelando la democracia en México”. En sólo 100 días…

 

Autor: Guillermo C. Zetina

Twitter: @cantonguillermo

Facebook: guillermo.canton.z

Instagram: guillermocantonzetina

—-
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de los autores y no refleja la posición del medio. 

 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto